Análisis del tratamiento de residuos en El Culebrete, Tudela: bajo reciclaje y producción energética

Tiempo estimado de lectura de este artículo: 
9,5 min.

Foto aerea del Centro de Tratamiento de El CulebreteLa Compañía de las 3 Erres, un grupo que apuesta por una correcta gestión de los residuos en Navarra, ha analizado la gestión realizada en el centro de tratamiento de residuos de El Culebrete, Tudela, a donde llegan los residuos solidos urbanos de gran parte de Navarra. Y el resultado es el que aquí se presenta (y que también han publicado en su blog): la gran mayoría de los residuos tratados en dicho centro son desechados, siendo la tasa de reciclaje y la de producción de energía eléctrica muy inferiores a las consideradas normales. Gracias a la Compañía por su importante trabajo. Os dejamos con el informe completo...

La Compañía de la 3 Erres examina el Centro de Tratamiento de Residuos "El Culebrete"

1.- ANTECEDENTES

Actualmente se está procediendo a la redacción del Plan Integrado de Gestión de Residuos de Navarra 2015-2025. Dicho Plan se desarrolla a través de un grupo de trabajo que incluye el debate y la participación ciudadana.

Entre los diversos documentos presentados para su análisis al grupo se encuentra el documento realizado por la auditoría Paymacotas, propiedad del Grupo empresarial Bureau Veritas, denominado "Resumen ejecutivo sobre la evaluación del Centro de Tratamiento de Residuos El Culebrete" (archivo PDF, 2,1 Mb). Dicho documento presenta como resumen de la auditoría datos espectaculares:

  • Desbalance del 34,2% en el balance total de masas.
  • Desbalance del 38,5% en el balance de residuos biodegradables.
  • Desbalance del 36,5% en el balance de energía.
  • Producción de energía eléctrica en torno al 19% de lo que se debería producir.

Se introduce el término desbalance para intentar cuadrar cifras, ya que en realidad lo que sucede es la desaparición de materia orgánica.

El estudio sugiere que para futuras auditorías se comprueben más exhaustivamente los balances de masas en el pretratamiento; se localice la materia orgánica que se pierde en el pretratamiento seco y se localice la materia orgánica que se pierde entre la alimentación a los pulperes y la entrada al digestor. Es decir se localice la materia orgánica que desaparece en el proceso.

Paralelamente, se sugiere analizar su sostenibilidad económica teniendo en cuenta, concretamente, los costes de tratamiento y los ingresos por venta de materiales y energía.

La auditoría propone:

  1. Aumentar el grado de reciclaje de materiales inertes.
  2. Conseguir una exhaustiva estabilización del rechazo del pretratamiento por compostaje.
  3. Excesiva presencia de metales pesados como cadmio y plomo en la materia orgánica resultante, lo que impide su uso como producto fertilizante debido a la alta contaminación.

2.- VISITA A LA PLANTA

Los gestores de la planta no están de acuerdo con la Auditoría y organizan una visita guiada al Centro de Tratamiento invitando al grupo de trabajo del PIGRN.

El resultado de la visita no disipa dudas sino que hace que surjan nuevas dudas:

  1. Tiempo de residencia de los biorresiduos en el digestor bajo.
  2. Depuradora de aguas parada (se nos indica que se recircula el 100% del agua, por lo que no hace falta retirar el agua contaminada).
  3. Proceso de compostaje del digestato dudoso, con poco material estructurante.

3.- GRÁFICOS

EXPOSICIÓN TEÓRICA DE LA PLANTA:

Como despedida de la visita, se presentan una serie de gráficos correspondientes a: Balances de recogida de residuos de la Mancomunidad de la Ribera; Composición de residuos sólidos urbanos y Evolución del reciclaje. Los datos están disponibles en la página web de la Mancomunidad en el documento denominado: GRÁFICOS PDF (las imágenes presentadas a continuación están extraídas de ese archivo).

Del análisis del gráfico 21 "Entradas planta biometanización", se observa que durante el año 2014 entraron 27.174 Tn de Mancomunidad Ribera, y 38.010 Tn. de otras mancomunidades (Baztán, Sakana, Ribera Alta, Mairaga y Sangüesa).

Gráfico nº 21, entradas a la planta de biometanización

RECICLADO DE LA PLANTA:

Del gráfico 26 "Balance RSU de la Mancomunidad de la Ribera 2014" obtenemos que sólo el 48% de los residuos biodegradables procedentes de la Mancomunidad de la Ribera que entran en la planta de biometanización se tratan biológicamente... Es decir de 27.185 tn a la entrada, sólo se tratan 13.031 tn.

Gráfico nº 24, porcentajes de tratamiento de residuos

Dicho resultado aparece en el gráfico de la página 24, en el concepto denominado "Reciclado de Materia Orgánica". Sin embargo, la actual Directiva Europea 2008/98 define como reciclado:

"Toda operación de valorización mediante la cual los materiales de residuos son transformados de nuevo en productos materiales o sustancias, tanto si es con la finalidad original o como cualquier otra finalidad."

Incluye la transformación del material orgánico, pero no la valorización energética ni la transformación en materiales que se vayan a usar como combustibles o para operaciones de relleno.

Por tanto, debe eliminarse como concepto de reciclado la materia orgánica digerida, con lo cual el resultado del balance de reciclado de la planta pasa a ser, en vez del 53,08%, del 16%.

Gráfico nº 26, balance global de residuos de la Mancomunidad de La Ribera en 2014

Por la misma razón, la producción de Combustibles Derivados de Residuos (CDR) que en el gráfico 26 aparece con un porcentaje del 24,4%, no puede considerarse como reciclado. En realidad, el porcentaje de reciclado de la planta, o mejor dicho, la preparación para el reciclado, corresponde a la suma de los siguientes elementos:

  • Ropa: 0,4%
  • Vidrio: 3,8%
  • Envases: 2,8%
  • Papel: 8,0%

Todos ellos procedentes de la recogida selectiva. Si además incluimos el 1% procedente de la separación de envases en la planta, tenemos un total del 16% de preparación para el reciclaje.

Resultado claramente alejado del mínimo establecido en la citada Directiva Europea que marca el 50% antes del año 2020.

Por la misma razón no es correcta la figura 25 "Reciclaje evolución de la Mancomunidad de la Ribera".

ENERGÍA PRODUCIDA:

Del análisis del gráfico 21 "Entradas Planta de Biometanización", durante el año 2014 entraron 27.174 Tn de la Mancomunidad de la Ribera y 38.010 Tn de otras 5 mancomunidades (Bortziriak, Sakana, Ribera Alta, Mairaga y Sangüesa) con un total de 65.184 Tn.

Teniendo en cuenta el pretratamiento posterior, la cantidad de materia orgánica que ha entrado el año 2014 en el digestor es de 31.244 Tn. Del mismo gráfico obtenemos que la cifra de energía producida ha sido de 2,8 Gwh. La eficiencia energética de la planta ha sido en 2014 únicamente del 19% según la auditoría, cifra realmente baja.

GESTIÓN DEL AGUA:

La instalación cuenta con una planta depuradora para las aguas contaminadas del proceso. En el archivo existente en la web de la mancomunidad, con nombre PLANTA DE BIOMETANIZACION.pdf, se observa el esquema de funcionamiento de la planta, que incluye dicha depuradora (ver imagen a continuación).

Gráfico de la Mancomunidad, esquema de funcionamiento de la planta de biometanización

Durante la visita se explicó que la depuradora no era necesaria y que se iba a desmantelar.

Uno de los mayores problemas de las plantas de biometanización son los efluentes contaminados procedentes de la dilución de la materia orgánica para su digestión. El agua se va cargando de sales y es necesaria su renovación, lo que produce excedentes altamente contaminados que es preciso tratar.

En la visita se explicó que el agua se recirculaba indefinidamente y que no había excedentes. Sin embargo, en la página web de la Mancomunidad se indica que el agua, una vez tratada en la depuradora, se utiliza en las necesidades de la propia planta y en el riego de jardines.

Fotografía de la Balsa del Pulguer con "manchas" en el agua por el vertido tóxico, distribuida por Diario de Noticias. Durante los años 2011 y 2012 Técnicos del Departamento de Medio Ambiente iniciaron hasta en tres ocasiones expedientes sancionadores contra la Mancomunidad de Residuos de la Ribera por detectar vertidos con alta carga contaminante que llegaron a la Reserva Natural de la Balsa del Pulguer. La fuga de lixiviados corroborada por el Seprona y un laboratorio privado, y puesta en conocimiento de la CHE y Medio Ambiente, que también lo constató y advirtió en varias ocasiones que los piezómetros de control estaban en malas condiciones. Los lixiviados contenían altos niveles de nitrógeno, nitratos, fosfatos y materia orgánica.

Paralelamente, en octubre de 2012 se empezaron a morir las ovejas de un rebaño que bebía de la balsa del Pulguer. En diciembre de 2012, el pastor fue avisado por Medio Ambiente y Seprona de los lixiviados. Murieron en total 1000 corderos y 700 ovejas.

La Mancomunidad de la Ribera reconoció las fugas del vertedero. Medio Ambiente estimó en 2,5 millones de litros la cantidad de vertido realizado al barranco del Pulguer situado a 1.700 m. de la reserva natural de la balsa, lo que provocó su contaminación.

¿Qué se hace actualmente con los efluentes de la planta de biometanización? ¿Por qué no se utiliza o no está en marcha la depuradora de aguas?

En cualquier caso, los lixiviados indican la presencia de materia orgánica no estabilizada en el vertedero.

CALIDAD DE LA MATERIA ORGÁNICA:

La materia orgánica finalmente procesada no puede denominarse compost ya que no procede de recogida selectiva.

En la auditoría de Paymacotas, se comprueba que dicha materia orgánica contiene una elevada presencia de metales pesados tales como cadmio y plomo y, por tanto, queda fuera de la normativa de productos fertilizantes. Ni siquiera llega a clasificarse como clase C, siendo obligado su destino a vertedero y no está autorizada su venta.

A la planta de biometanización, le llega la materia orgánica de la fracción resto de la Mancomunidad de la Ribera (27.174 Tn) y de otras 5 Mancomunidades (38.010 Tn) con un Total 65.184 Tn.

4.- CONCLUSIÓN

La planta de biometanización "El Culebrete" se construyó con dos objetivos:

  • Producir energía.
  • Producir compost de alta calidad.

Según la auditoría de Paymacotas, la producción de gas y por tanto de energía es mínima y de difícil viabilidad económica.

La materia orgánica resultante es de tan mala calidad que no puede destinarse a la venta y es obligatorio depositarla en vertedero controlado.

Por otra parte, la actual Directiva Europea Marco de Residuos 2008/98 establece en su artículo 4º una orden de prioridades en la legislación y la política sobre la prevención y la gestión de los residuos, de tal manera, que debe primarse la prevención, la preparación para la reutilización y el reciclado sobre cualquier otro tipo de valorización, incluida la valorización energética.

Además, la actual Propuesta de Directiva sobre Residuos 2014/0201 indica que con la combinación de objetivos de reciclado y restricciones al vertido, los objetivos de recuperación de energía ya no son necesarios, por lo que deben eliminarse.

El diseño de la planta obedece a unos objetivos a alcanzar fijados en aquel momento por la Directiva Europea 1999/31 de vertederos, objetivos que han quedado superados por otros mucho más restrictivos, en especial la Directiva Marco de Residuos 2008/98.

Independientemente del funcionamiento correcto de la instalación, la planta ha quedado obsoleta desde el punto de vista de la legislación.

Sorprende que después de varios años de funcionamiento de la planta, ésta tenga resultados tan deficientes. Es interesante conocer si el gestor (FCC) cobra por tonelada de residuo recibido sin tener en cuenta el impacto ambiental producido por el mal funcionamiento de la planta.

La actual Directiva Marco de Residuos establece en su artículo 16 el principio de autosuficiencia y proximidad.

No tiene ningún sentido que la materia orgánica procedente de Bortziriak o Sakana, por poner un ejemplo, se traslade hasta Tudela y asistamos a un continuo ir y venir de residuos, originando problemas derivados del impacto ambiental, consumo energético etc.