Las expropiaciones para el TAV en Cadreita y Villafranca: un atentado ecológico, social y medioambiental

El TAV a su paso por NavarraA finales del mes de Julio, y por tanto en pleno periodo estival, se publicó en el Boletín Oficial de Navarra el proceso de Información Pública correspondiente al expediente de Expropiación Forzosa para las obras de la línea del Tren de Alta Velocidad Zaragoza - Pamplona, en el subtramo: Cadreita - Villafranca. En él se anunciaba que hoy miércoles 31 de agosto, y el 1 y el 2 de septiembre, se pretende realizar el levantamiento de las actas previas que concluyen el acto de la expropiación de los terrenos en los que se iniciarán las obras de esta macro-infraestructura.

Antes de iniciar las obras del TAV la administración pública tiene que hacerse con la propiedad de los terrenos afectados, tanto de los que son ocupados por la futura vía como de todos aquellos terrenos colindantes que precise para su construcción. De estos últimos en la mayoría de ocasiones se trata de ocupaciones temporales. Para todo ello se realizan habitualmente expropiaciones forzosas, cuando el procedimiento debería discurrir a través de una expropiación ordinaria. Así mismo, desde Sustrai Erakuntza queremos llamar la atención de que el proceso expropiatorio está regido por una ley de 1954, que no se ha actualizado desde entonces.

Además, en todo proceso expropiatorio, y más con las grandes infraestructuras, los problemas son múltiples, empezando por el hecho de que no siempre están bien identificados los terrenos a expropiar a sus propietarios. Es frecuente que también se produzcan problemas de comunicación, debido a que no se notifican adecuadamente todos los actos, y también problemas de delimitación de las fincas. Finalmente está la posibilidad de que el propietario afectado se niegue a ceder sus tierras (lo que está en su derecho), solo en este caso debería ejecutarse el procedimiento de expropiación forzosa, mientras que en la actualidad se está realizando este procedimiento por defecto en todos los casos.

Según el convenio firmado en abril de 2010 (fichero pdf, 114 Kb) entre la Administración General del Estado, la Administración de la Comunidad Foral de Navarra y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) para la realización del TAV navarro; es la administración Navarra la encargada de la construcción del tramo Castejón - Iruñerria, así como de la realización de las actividades de carácter material necesarias para la tramitación de los expedientes expropiatorios destinados a obtener los terrenos. La Administración expropiante, sin embargo, a la que corresponde dictar los actos administrativos que sean necesarios para la tramitación de los expedientes, es la Administración General del Estado y el beneficiario de la expropiación ADIF, quien deberá abonar el justiprecio de las expropiaciones. Una subcomisión técnica integrada por representantes del Ministerio de Fomento, del Departamento de Obras Públicas, Transportes y Comunicaciones del Gobierno de Navarra y de ADIF, es la encargada de coordinar los procesos expropiatorios.

El 29 de enero del 2011 se publicó en el Boletín Oficial del Estado la apertura del expediente expropiatorio en Valtierra, Cadreita y Villafranca, permitiendo un periodo de alegaciones de 15 días hábiles, para corregir defectos o irregularidades en los listados publicados con las propiedades afectadas. Realizados los tramites oportunos, el 29 de julio se publicaba el inicio de las expropiaciones forzosas en Cadreita y Villafranca, como ya hemos indicado. Desde esa fecha había otro periodo de 15 días para realizar alegaciones, y se incluía también la relación completa de los particulares e instituciones afectados por la expropiación. Así mismo, se fijaban las fechas en las que se realizaría el levantamiento de las actas previas a la ocupación. El lugar donde se realizará este acto no aparece claramente especificado, aunque en otros casos se ha utilizado para ello los ayuntamientos de las localidades afectadas. Las fechas son el 31 de agosto y el 1 de septiembre para Cadreita, y el 1 y 2 de septiembre para Villafranca. Se firmen o no las actas previas a la ocupación, los bienes de los propietarios quedarán expropiados desde ese mismo día.

Ante la indefensión y falta de información de los propietarios de los terrenos afectados y de la población en general, la Fundación Sustrai Erakuntza, fundación sin ánimo de lucro que trabaja a favor del equilibrio social, territorial y del medio ambiente, hizo público en febrero de este año su total disposición a defender los derechos de l@s navarr@s afectad@s por este expediente expropiatorio. Sin embargo, en este momento las posibilidades de actuar ante las expropiaciones que se realizarían en Cadreita y Villafranca, son menores al haber corrido los plazos (tan solo quedarían posibilidades a través de la vía judicial)...

L@s propietari@s habrán podido alegar, por un lado, posibles errores en las parcelas amenazadas de expropiación o, por otro lado, oponerse a la necesidad de expropiación por razones de fondo o de forma, ya que aunque este macro-proyecto se declare de utilidad pública, esto no entra a valorar la necesidad de que para llevarlo a cabo se ocupe un bien determinado con preferencia a otro. Además, tras la realización del levantamiento de actas previas, y la fijación del justiprecio, así como en cualquier otro acto posterior, se pueden interponer los recursos que se juzgue oportuno.

En lo que hace referencia a las afecciones sobre el medio socio-económico y medioambiental, que supone el Tren de Alta Velocidad en esta zona de la Ribera de Navarra, Sustrai Erakuntza ha publicado un análisis de su impacto sobre los valores ambientales, sociales y culturales de esta infraestructura en la Zona Media y la Ribera de Navarra, de una manera no completamente exhaustiva.

De una manera general, el impacto mas importante del TAV sobre esta parte del territorio navarro es el efecto barrera, debido al trazado Norte-Sur diseñado para la infraestructura. Este efecto barrera va a verse incrementado por la disposición en dirección Oeste-Este de la geología y los procesos geomorfológicos (colinas y montes), que a su vez ha condicionado la distribución hidrológica y de la vida (vegetación y fauna). Así el principal afectado por este fenómeno barrera va a ser la fauna terrestre. El TAV atraviesa varios corredores ecológicos (ríos, barrancos, cañadas...) que son vitales para la supervivencia y conservación de muchas especies faunísticas, algunas de ellas sensibles, amenazadas y/o en peligro de extinción, como podría ser el Visón Europeo (Mustela lutreola). También se alterarían e incluso destruirían hábitats importantes para la avifauna, la herpetofauna, o los anfibios.

En cuanto a las afecciones a las infraestructuras agrícolas, el TAV dañara de forma importante algunos de los regadíos mas importantes de Navarra, con un impacto importante por la pérdida de tierra cultivable y fértil, en muchos casos de alta calidad. En un periodo histórico de crisis energética y alimentaria a nivel mundial este tipo de actuaciones pueden resultar temerarias.

De esta manera, el TAV afecta tanto a regadíos tradicionales como a comunidades de regantes relativamente recientes, poniendo en entredicho la apuesta del Gobierno de Navarra por el regadío como herramienta para atraer y fijar a los agricultores. Así mismo, el TAV afecta a algunas vías pecuarias y cañadas, como la Pasada Principal del Ebro, la Cañada Real de Tauste a las Sierras de Urbasa y Andía, y la Cañada Real de la Valdorba a la Sierra de Andía. También afectaría al Camino de Santiago.

El tramo en el que las instituciones quieren iniciar las obras discurrirá paralelo a la autopista AP-15 por el lado este, y dará comienzo una vez dejado atrás el núcleo urbano de Cadreita. Las obras incluyen un viaducto de 133 metros de longitud para salvar el Barranco Salado, y un puesto de adelantamiento y estacionamiento de trenes.

De este modo, las afecciones mas importantes del TAV a su paso por Cadreita, serían los daños que causaría en el hábitat 4090 de interés comunitario por la variedad de especies vegetales que lo integran: Brezales Oromediterráneos endémicos con aliaga. También causaría daños por la fragmentación y dificultades de paso en el nuevo regadío de la Comunidad de Regantes de Morante (Canal de Bardenas) en Cadreita y Villafranca. Así mismo, la población de Cadreita podría verse afectada por niveles elevados de ruido tras la puesta en funcionamiento de esta infraestructura.

Afección por ruido al municipio de Cadreita

En el caso del municipio de Villafranca, el impacto mas importante que produce esta infraestructura lo realiza a su paso por las inmediaciones de la Badina Escudera. Este enclave es un espacio de interés para aves acuáticas (zampullín, fochas, garzas imperiales, avetorillo, archibebe...), por lo que se encuentra protegido oficialmente como Enclave Natural (EN-8), y como Lugar de Interés Comunitario de la Red Natura 2000 (LIC ES2200039). El mayor impacto que el TAV causaría en este lugar sería por el ruido que produce durante su funcionamiento.

Afecciones a la Badina Escudera

Así mismo, el TAV a su paso por Villafranca fragmentaría y tendría otras afecciones sobre los nuevos regadíos de la Comunidad de Regantes de Morante (Canal de Bardenas) en Cadreita y Villafranca, del Barranco Salado (Villafranca) y de Hondo de Espartosa (Villafranca).

 

Fundación SUSTRAI Erakuntza
Teléfono: 948 770 421
sustrai@fundacionsustrai.org
http://www.fundacionsustrai.org/