La Fiscalía investiga la demolición de la Presa de Miranda por la Ampliación del Canal de Navarra

Tiempo estimado de lectura de este artículo: 
3 min.

Foto de la presa parcialmente demolida, hay mas fotos en el texto completo de la denuncia, aduntoLa Fiscalía investiga la demolición de la Presa de Miranda a causa de las obras de la Ampliación del Canal de Navarra, por un posible delito contra el patrimonio y el medio ambiente. Así lo ha comunicado la Fiscalía Coordinadora de Medio Ambiente y Urbanismo el pasado 5 de enero tras la denuncia (PDF, 648 Kb) efectuada por las asociaciones Ekologistas Martxan, Sustrai Erakuntza y URA Nueva Cultura.

Foto de la presa parcialmente demolida, hay mas fotos en el texto completo de la denuncia, aduntoEl motivo de la denuncia fue la demolición parcial de la Presa de Miranda, en el río Arga, situada en el Término Municipal de Larraga. La Presa de Miranda junto con el Canal de Miranda son infraestructuras ligadas al regadío tradicional de Miranda de Arga. La infraestructura conocida como La Mina de Miranda, un canal subterráneo para conducción de agua del Arga hasta el regadío de Miranda, es parte del conjunto afectado; y es merecedora de la clasificación como Bien de Interés Cultural.

La demolición de la presa, que no estaba contemplada en la Declaración de Impacto Ambiental ni en el Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal del proyecto (como se puede ver en la denuncia presentada), se ha realizado para facilitar los trabajos de construcción del Ramal Arga-Ega a su paso por el Río Arga, siendo esta obra parte de la Ampliación de la Primera Fase del Canal de Navarra.

De acuerdo con el libro “Miranda de Arga entre el gótico y el barroco”, de Pedro Luis Echeverría Goñi, Profesor Titular de Historia del Arte en el Departamento de Historia del Arte y Música de la Universidad del País Vasco, en su Facultad de Letras de Vitoria; queda acreditada la antigüedad, buena factura e importancia histórica documentada de la Presa de Miranda, citándose documentos de los siglos XVI, XVII y XVIII que hacen constar las obras y los nombres de importantes maestros que trabajaron en ella.

Por otro lado, tras la demolición efectuada en la presa, el Canal de Miranda ha quedado sin agua. Esto es contrario a lo exigido en una de los las medidas de protección de la fauna previstas en la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto. Debido a la importancia demostrada de dicho Canal como hábitat del visón europeo, la DIA establecía que “se considera necesaria la conservación íntegra de esta acequia y su escorredero en su estado actual, tanto de su cauce y vegetación asociada como del flujo de agua”.

Las empresas involucradas son la Dirección General del Canal de Navarra SA (CANASA), OBRASCON HUARTE LAIN, S.A. - AQUAMBIENTE SERVICIOS PARA EL SECTOR DEL AGUA, S.A.U., U.T.E. como constructora, y PROINTEC, S.A. como dirección facultativa y control medioambiental.

En definitiva, se trata de un reconocido elemento de importancia ambiental, cultural y patrimonial que las excavadoras del Canal han deshecho sin miramiento ni respaldo legal alguno.

Desde las organizaciones firmantes agradecemos a la fiscalía su preocupación por la demolición de un bien cultural y ambiental de Navarra. Creemos de la máxima importancia la defensa del patrimonio natural y cultural de nuestro entorno, por lo que le pedimos el máximo rigor en su investigación. Así mismo, anunciamos que vamos a poner en conocimiento del Gobierno de Navarra estos hechos, para que analice las implicaciones que tiene tanto para el medio ambiente como para el patrimonio cultural, y actue en consecuencia.

En Navarra, a 4 de Febrero de 2016.

Ekologistas Martxan, Sustrai Erakuntza y URA Nueva Cultura.