Planta incineradora en Navarra (artículo de opinión)

No es el mejor momento para hablar del tema ya que estamos en plenos San Fermines y todo se paraliza en Navarra, pero después del primer alegrón hay que volver a la realidad.

Y la realidad no es otra que el Gobierno de Navarra ha dado la aprobación inicial al Plan General de Residuos Integral de Navarra 2010-2017 (PGRIN). Por lo tanto los plazos empiezan a correr y el Gobierno ya tiene una línea definida en la que la incineración de basuras, perdón, valorización energética de las basuras va a jugar un papel importante en el futuro de la gestión de residuos de Navarra.

Antes de la aprobación del PGRIN, estuvo abierto un proceso de “participación ciudadana” mediante charlas y jornadas en la que tomaron parte diversos agentes, sobre todo relacionados con los residuos. En estas jornadas, se hablo de todo o casi todo, y se vio que estaban dirigidas a crear un ambiente de opinión favorable hacia la valorización energética de los residuos. Y ahora que tenemos el documento encima de la mesa es cuando toca moverse.

En la última reunión del Consorcio de Residuos de Navarra, quedo muy claro que ha sido el Gobierno de Navarra, a través del Departamento de Medio Ambiente y no el Consorcio de residuos, el que ha hecho la aprobación inicial, por lo tanto el Consorcio está libre de todo pecado. Ahora bien, dicho esto, el Consorcio también debería de explicar cual es su postura ante este PGRIN. ¿Seremos capaces de consensuar una respuesta unitaria ante el PGRIN?

Hace unos días leía que el Consorcio apuesta por el compostaje, y es verdad porque ya estamos haciendo nuestras primeras campañas. También estamos tirando del carro de la biometanización y del compostaje, ya que dos de las Mancomunidades que están dentro del Consorcio utilizan estas técnicas para revalorizar los residuos urbanos. Pero, ¿es esto suficiente? Ahora toca moverse, sobre todo si no queremos una incineradora al lado. Aparte de la contestación social que puede tener este proyecto, nos gustaría poner encima de la mesa una alternativa que requiere de la implicación de la sociedad. Es la recogida puerta a puerta (PaP).

La recogida PaP está demostrando que se recicla mucho más que con el sistema actual. Nos puede producir vértigo el pasar de un sistema a otro, pero si no queremos la incineradora en Navarra, es un camino que hay que tomar. Además con el sistema PaP, el compost que se obtiene es de mucha mejor calidad, ya que tiene menor rechazo.

No es una utopía, ya se está implantando en Gipuzkoa, está más desarrollado en Cataluña, en Italia... Si la sociedad se conciencia, se puede hacer y las generaciones futuras nos lo agradecerán.

 

Patxiku Irisarri, Presidente de la Mancomunidad de Residuos de Bortziriak.

Xabier Zabalo, Presidente de la Mancomunidad de Residuos Mendialdea.