La plataforma 3 Mugak Batera ofrece la posibilidad a los ciudadanos de presentar alegaciones contra el plan para incinerar residuos en Cementos de Olazagutia

Cementos Portland de OlaztiCementos Portland Valderrivas (CPV) ha solicitado al Gobierno de Navarra una nueva Autorización Ambiental Integrada para utilizar "combustibles alternativos". Por su parte, el Gobierno de Navarra ha declarado el plan de CPV como Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal. La plataforma Hiru Mugak Batera presentará 11 alegaciones solicitando la suspensión de toda la tramitación realizada para los dos asuntos. E invita a los ciudadanos a que se unan a la iniciativa, algo que ya hicieron en la manifestación realizada recientemente en Olazti, y seguirán haciendo en otros lugares y momentos. Las alegaciones están realizadas por la plataforma y Sustrai Erakuntza, con el apoyo de otros colectivos y personas. Presentamos a continuación un resumen de las alegaciones, pero puedes descargar su texto completo en formato PDF (116 Kb).

Para empezar, la plataforma destaca que en la memoria presentada por CPV no se prevé utilizar los residuos de biomasa como combustible. Mientras, la empresa afirma que pretende utilizar un 24,12% de residuos como combustibles. Sin embargo, la plataforma cree que la intención real de la empresa es alcanzar una cuota mayor de incineración de residuos, tal y como han realizado en otras cementeras, que llegan a alcanzar el 60%. Otra alegación pone en duda que la instalación prevista pueda ser considerada de valorización de residuos, o tan solo de su eliminación. Para saber si es una u otra es necesario conocer el valor calorífico inferior que que tienen los residuos que se pretenden incinerar, pero la cementera no indica este dato con suficiente precisión.

CPV indica que los residuos que pretende incinerar son de carácter renovable, lo que reduce el consumo de combustibles no renovables. Sin embargo, la plataforma afirma que entre los nuevos combustibles que indica la empresa, algunos residuos son no renovables, por ejemplo los plásticos y los residuos del caucho. Así mismo, la empresa afirma que si no se incineran, dichos residuos acabarán en el vertedero. Pero la plataforma responde que no se analizan las razones por las que los residuos a utilizar sólo tienen ese posible uso.

Los miembros de la plataforma creen que la mayoría de los residuos a incinerar no producen una disminución de los gases de efecto invernadero. Tan solo en el caso de aquellos residuos que procedieran de la biomasa se podrá justificar que reducen la emisión de dichos gases. Así mismo, Hiru Mugak Batera destaca que el Plan de Gestión de Residuos de Navarra impide la gestión de residuos por parte de cementeras, y por tanto su incineración en las mismas.

La plataforma afirma que en la memoria que ha presentado la empresa se minusvalora la afección que produciría la incineración de residuos a las aguas subterráneas y superficiales. A la vez, Hiru Mugak Batera afirma que se debe de realizar un análisis riguroso de los valores de los contaminantes atmosféricos en todas las condiciones meteorológicas frecuentes. Y añade que la documentación presentada por CPV no lo recoge.

La plataforma subraya que la medición de compuestos contaminantes se realiza en momentos determinados, y no de manera continua, "lo cual falsea los resultados". Así mismo, afirma que en la actualidad la planta de Cementos Portland de Olazagutia emite dioxinas, furanos y metales pesados en diversas cantidades. Por otra parte, Hiru Mugak Batera denuncia que CPV en su memoria no presenta un análisis de alternativas que no sea la incineración de residuos, y recuerda que la legislación obliga a la empresa a presentar otras posibles alternativas. Finalmente, la plataforma subraya que CPV no tiene en cuenta la opinión de los ciudadanos y los ayuntamientos implicados, y que para ello han declarado el plan de la cementera como Proyecto Sectorial de Incidencia Municipal.

Basado en un texto en euskera de la revista Guaixe.