Revueltico parlamentario (artículo de opinión sobre el reciente debate por el TAV en el Parlamento de Navarra)

Tiempo estimado de lectura de este artículo: 
7,5 min.

Imagen reciente de un pleno del Parlamento de NavarraLa semana pasada UPN presentó una interpelación parlamentaria para aclarar la actitud del actual Gobierno de Navarra con el Tren de Altas Prestaciones (TAV). El debate aparentemente fue repetición de otros anteriores, sin embargo sí que es cierto que se pudieron extraer algunos ingredientes jugosos.

Sin ir más lejos, UPN criticó al actual Gobierno de Navarra que haya ayudado a La Rioja a exigir la unión del Tren de Altas Prestaciones (TAV) entre Zaragoza y Castejón lo cual facilita la conexión con La Rioja, en lugar de potenciar la conexión con Navarra. Literalmente dijo que “La Rioja es competencia de Navarra”. Cuando menos curioso argumento “La Rioja es nuestra competencia”. Así que ya sabemos algo nuevo, que los/as vecinos/as de Alfaro no son vecinos/as de Castejón, son nuestros/as competidores/as.

El Gobierno de Navarra, a través de Manu Ayerdi, detalló los pormenores técnicos que definen el modelo de tren por el que apuestan. Especial interés fue el detalle por el cual defendió que una sola vía no tiene capacidad suficiente. Esto último cuando menos es curioso porque el actual proyecto del Tren de Altas Prestaciones (TAV) tiene planteada una sola vía. De este modo nos tendrán que explicar porque lo siguen manteniendo vigente...

Otro dato interesante que mencionó el Vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra, fue que los costes económicos tanto para la hipotética construcción de una nueva estación en Etxabakoitz como de la eliminación del bucle ferroviario de Pamplona/Iruña, deberían ser asumidos íntegramente por Navarra. Ello porque Adif nunca los ha querido asumir, y claro está “…con la realidad del mercado inmobiliario”... Es decir, siempre y ahora también, se ha intentado pagar el pelotazo de la estación del TAV con el pelotazo de la venta de miles de viviendas en Etxabakoitz y San Jorge, pelotazo soportado por los y las navarras que se animen a comprar una de esas viviendas. Pensábamos que la época de los pelotazos en la construcción se habían terminado, pues no, ahora entramos en la época de los doble pelotazos. Ya no se juega a bote, ahora se juega de aire. Es básicamente un doble pelotazo sin bote, algo así como dos sotamanos seguidos.

En la intervención de Geroa Bai, dejó meridianamente claro que este proyecto lleva 20 años de retraso por culpa de UPN, no como en la Comunidad Autónoma Vasca donde el PNV sí que lo ha desarrollado durante todos estos años. Se trata pues de un proyecto caduco, de otros tiempos y otras circunstancias.

PSN intervino y apoyó al pie de la letra la propuesta del Tren de Altas Prestaciones (TAV) defendida por Geroa Bai. Pidió al actual Gobierno de Navarra que no mire a sus socios/as que sustentan el Gobierno, que ellos/as les dan total garantía y confianza para apoyar sin fisuras a Geroa Bai en su propuesta. Curioso tándem el que plantearon.

Podemos recordó que Adif es una empresa pública que está entre las más endeudadas en el Estado, tiene cerca de 18.000 millones de euros con el Banco Europeo de Inversiones. Esto es interesante recordarlo cuando determinados argumentos venden la idea de que Navarra no pagará el Tren de Altas Prestaciones. Como si el dinero de Adif fuese de “otros/as”, resulta que no, que es dinero público recaudado de los impuestos que pagamos casi todos y todas. Ahí está la deuda de Adif, esperándonos.

EH Bildu habló de que hay otras prioridades económicas, antes que derrochar el dinero en el Tren de Altas Prestaciones, y sobre todo defendió que hay otras opciones más razonables por ser mucho más económicas, con menos impactos sociales o medioambientales, como por ejemplo la implantación del tercer raíl con ancho europeo por el actual trazado. Esto es curioso porque es precisamente lo mismo que está planteando el PP desde el Gobierno del Estado para la conexión con Castejón.

Izquierda-Ezkerra planteó que mientras se toman decisiones, todas ellas a largo plazo, debiera plantearse algo... Propuso mejorar el actual servicio, aumentar las frecuencias de los actuales Alvias, optimizar y aumentar la estación de San Jorge, reducir al mínimo los riesgos y molestias de la actual plataforma ferroviaria, eliminar los puntos peligrosos, y sobre todo hacer una valoración económica, social y medioambiental de la implantación del tercer raíl.

Imagen reciente de un pleno del Parlamento de Navarra

Este revueltico parlamentario no merece mucha más degustación. Por eso, debiera iniciarse la ya aprobada Ponencia Parlamentaria que debatirá en general sobre planificación de transporte, y en especial sobre planificación ferroviaria. De este debate en profundidad, abierto a la sociedad, debiera surgir una hoja de ruta para poder ir tomando decisiones. Sin embargo este planteamiento significa jugar a bote, y parece que estamos en la época del doble sotamano, en la época del doble pelotazo.

Pero además por si fuera poco, España es el Estado europeo con más kilómetros de TAV y autovías, en general con más infraestructuras de transporte, por si a alguien le quedan ganas de seguir mintiendo con la idea de que en Navarra estamos aisladas. ¿Acaso no están llenas las estanterías de espárragos de Perú y China? ¿Alguien viste o calza ropa producida en Navarra? Parece razonable imaginar que por el mismo sitio por donde entran las mercancías de China podrán salir las mercancías de Navarra.

Parece que el actual Gobierno de Navarra apuesta por seguir con el mismo proyecto, aparcando por ahora Tafalla y siguiendo en la zona de Etxabakoitz, construyendo una nueva estación para el TAP (la antigua estación del TAV). Un desarrollo urbanístico en la zona entre Pamplona-Iruña y Zizur de 11.000 viviendas, que intenta dar liquidez económica a quienes compraron los terrenos hace ya más de una década.

La situación económica actual, en crisis desde el 2008, nos había hecho pensar que los tiempos de la especulación económica con el cemento eran cosa del pasado. Que habíamos aprendido algo de todo lo sucedido, y que de alguna manera de ahora en adelante las posibles necesidades y demandas de esta sociedad se intentarían cubrir con más sentido común utilizando alternativas más inteligentes y eficaces.

Sin embargo, en este proyecto de Etxabakoitz, o en el de Aroztegia en Baztan, se vuelve a lo de siempre: se propone la construcción a bombo y platillo de algo no demandado por la sociedad como herramienta para solucionar los problemas reales que sí tiene la sociedad, y que además casualmente algunos de ellos son precisamente consecuencia de este modelo especulativo.

Frente al revueltico parlamentario, parece más razonable plantear un menú con tres ingredientes básicos cocinados individualmente:

  1. Defensa de lo público. Repasando los errores pasados y presentes, se podría destacar que la política de privatizaciones que se ha desarrollado en el sector ferroviario, ha eliminado 52.000 puestos de trabajo en los últimos 40 años. En el ferrocarril de cercanías y mercancías se han invertido 1.400 millones de euros, mientras que para el Tren de Alta Velocidad (TAV) o Altas Prestaciones (TAP) se han derrochado 50.000 millones de euros. Este derroche económico ha hecho que en los últimos 20 años se haya perdido el 60% del tráfico ferroviario de mercancías. Repito: “la política a favor del TAV/TAP ha hecho descender el transporte ferroviario de mercancías” Es decir se ha impulsado justamente lo contrario de lo que se ha dicho a través del marketing. Tampoco es casualidad que los dos mayores casos de corrupción (Bárcenas y Púnica) hayan viajado en TAV-TAP.
  2. Otra política fiscal para otro modelo de sociedad. Estamos en una fase interminable de elecciones tras elecciones y más allá de la búsqueda legítima de espacios electorales, hay que centrar los debates que son estratégicos para la vida de las personas. Entre otras cuestiones hay que centrar el debate fiscal para que la sociedad perciba que si existen alternativas. Si no hay otra política fiscal y si no se definen otras prioridades de inversión pública no es posible que exista justicia social. Garantizar los servicios sociales básicos a la sociedad no va a ser posible si no se modifica lo qué y cómo se recauda y si no se modifican las prioridades en las cuales se gasta lo recaudado. El Tren de Altas Prestaciones y su estación en Etxabakoitz dilapidan los recursos necesarios para estos servicios sociales, para la educación o la sanidad.
  3. Es importante aparcar los viejos proyectos caducos y especulativos vinculados al TAV-TAP y apostar por vertebrar el territorio con el tren, apostando por las cercanías y por las mercancías. Mejorar estos servicios todo lo necesario, pero aprovechando al máximo las infraestructuras actualmente existentes.

Los navarros y navarras sabemos perfectamente de qué va eso de las Altas Prestaciones. De hecho ya tenemos un pabellón deportivo de Altas Prestaciones “Navarra Arena” vacío, tenemos un circuito de carreras de Altas Prestaciones en los Arcos también vacío, un aeropuerto vacío en Noain, un auditorio en Javier también vacío, tenemos una caja de ahorros de Altas Prestaciones desaparecida... En definitiva, Navarra es Tierra de Contrastes y también de Altas Prestaciones.

Por todo este conjunto de motivos, es necesario demostrar inteligencia y eficacia apoyando la opción de mejorar, todo lo necesario, la actual vía ferroviaria en toda Navarra, y oponerse contundentemente a la construcción de cualquier trozo del viejo y caduco proyecto del Tren de Alta Velocidad (TAP), se ejecute en Tafalla, o se ejecute en Etxabakoitz camino a la Cendea de Oltza.

Joseba Andoni Amenedo Oñate
Fundación SUSTRAI Erakuntza
www.fundacionsustrai.org y www.sustraierakuntza.org
sustrai@fundacionsustrai.org