El sistema de gestión de la biomasa utilizado en la empresa Utzubar Cerámica, una buena solución para Sakana

Fotografía tomada en la empresaEl presidente de la Mancomunidad de Sakana, Aitor Karasatorre, el alcalde de Etxarri Aranatz, Joxi Bakaikoa, y Xabier Zubialde, técnico de la fundación Sustrai Erakuntza, han visitado la empresa Utzubar Cerámica de Etxarri. La visita realizada a Utzubar es la primera de una serie que pretende realizar la Mancomunidad de Sakana, con la intención de promover el cuidado y mantenimiento del medio ambiente del valle.

Tras la visita la conclusión que pudieron obtener los visitantes fue que "las técnicas y maquinaria que se utilizan en Utzubar para el tratamiento de la biomasa, pueden ser una buena solución para Sakana, para lograr la autonomía energética del valle". Añadieron que las técnicas que se utilizan en la empresa de Etxarri Aranaz suponen pocos perjuicios para el medio ambiente. Comparadas con el proyecto de la Cementera de Olazti, creen que existen "diferencias sustanciales, sobre todo por el combustible que utilizan, el serrín, y por el pequeño tamaño de las instalaciones". Así mismo, niegan que en Utzubar se incineren otro tipo de residuos.

Sistema:

En la empresa Utzubar Cerámica se fabrican ladrillos, y para su proceso de fabricación junto al gas natural utilizan también serrín, por ejemplo en el horno para secar ladrillos. Junto a lo anterior, la empresa de Etxarri Aranatz dispone de 3 motores de cogeneración de electricidad y energía térmica, a partir de gas natural. Estos últimos se utilizan para el proceso de pre-secado de los ladrillos.

Así mismo, existe otro motor utilizado para producir electricidad y energía térmica, pero que utiliza serrín como combustible, y que se utiliza para secar el propio serrín. Una vez seco, el serrín tiene dos utilidades, para el citado motor, o para el horno de secar ladrillos.

Valoración:

Xabier Zubialde, técnico de la fundación Sustrai Erakuntza, cree que el modelo de Utzubar es un buen sistema para aprovechar la biomasa del valle. Su uso en motores de cogeneración "además de rentable económicamente, es razonable desde el punto de vista energético, porque se obtienen mejores rendimientos". El tamaño del motor que utiliza biomasa es del orden de 1 megawatio de potencia, por lo que es "pequeño y razonable".

La empresa fabrica pellets con parte del serrín, lo que para Zubialde es una opción apropiada. El pellet fabricado se realiza bajo la norma EN-PLUS, que rechaza serrín que contenga aditivos, lo cual es una garantía. Y además da posibilidad de potenciar el uso de la biomasa de Sakana, según sus palabras.

Basado en un texto en euskera de la revista Guaixe.

Fotografía tomada en la empresa