Sustrai Erakuntza solicita judicialmente que se paralicen las obras del Proyecto de Tren de Altas Prestaciones (TAV) en Navarra

Tiempo estimado de lectura de este artículo: 
6 min.

Mapa del TAV navarro en el contexto europeoLas obras de la plataforma necesaria para instalar las vías del Tren de Altas Prestaciones (también llamado Tren de Alta Velocidad, TAV) continúan desarrollándose en La Ribera, en el tramo comprendido entre Castejón y Villafranca. Así, el subtramo Cadreita - Villafranca (8,5 Km.) se inició en 2011 y terminó su construcción en julio de 2014. Por su parte, el subtramo Castejón - Cadreita (6 Km) se empezó a construir en abril del 2013 y aun no se ha terminado. Se puede decir, pues, que las obras avanzan a un ritmo muy lento, y que por lo tanto apenas se habría iniciado la construcción del TAP-TAV en nuestra comunidad.

Estas obras, como ya es sabido, se realizan de manera completamente ilegal, dado que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) declaró en 2013 caducada y nula su Declaración de Impacto Ambiental (DIA). De este modo, todos los actos administrativos e informes vinculados a esta declaración se han de considerar nulos de pleno derecho, y por lo tanto deberían volver a tramitarse, en el hipotético caso de que se decidiera construir esta costosa e inútil infraestructura en nuestro territorio.

De este modo, la Fundación Sustrai Erakuntza ha solicitado al TSJM que ejecute la sentencia arriba citada. Para ello este tribunal debe conseguir que el Gobierno de España notifique al Gobierno de Navarra que las obras que actualmente está realizando para la construcción del TAV no cuentan con Declaración de Impacto Ambiental válida. Este es el paso previo necesario para que el Gobierno “se de por enterado” de una cuestión de la que es consciente y sabe su alcance; y de este modo paralice las obras. De no hacerlo así, estaría asumiendo la temeridad de realizar unas obras que no cuentan con toda la documentación en vigor, y por las que pesa la posibilidad de una sentencia contraria del Supremo que puede anular todas las infraestructuras que se realicen. Con el dispendio económico mayúsculo que ello supondría.

Esto lo realizamos al intuir que el Gobierno de Navarra tiene la intención de iniciar los tramites para continuar con las obras del proyecto del Tren de Altas Prestaciones (TAV) en los tramos de la zona de Olite y Tafalla. Y lo hacemos respondiendo al clamor popular expresado recientemente en Tafalla, por el cual más de 2.000 personas se manifestaron solicitando el mantenimiento de la estación de tren de esta localidad, junto con los trenes de cercanías y largo recorrido que vertebran la Zona Media de Navarra.

Esta reivindicación popular se escuchaba también en el debate abierto para que los partidos políticos expusieran públicamente su postura y opinión sobre el proyecto del Tren de Altas Prestaciones (TAV) en Navarra, que ha sido recientemente organizado por Sustrai Erakuntza.

Entre las intervenciones del público se destacaba el dramatismo expresado por varias personas de Tafalla y la Zona Media de Navarra, que insistían en que el actual proyecto aísla a la Zona Media. Recordaron a los/as políticos/as presentes que la estación de Tafalla cada vez tiene más uso, y que el pasado año 2014 la utilizaron más de 40.000 personas. Si se realizaran las obras previstas, todas estas personas se quedarían sin servicio, teniendo que desplazarse en coche para coger el tren en Pamplona/Iruña, y volviendo a pasar otra vez por la Zona Media. Destacaron además la dramática situación que están viviendo agricultores/as que después de imponerles recientemente la transformación de sus terrenos en regadío como consecuencia del Canal de Navarra, ahora se los quieren expropiar para el paso del TAV.

Estas personas defendían como posible solución la implantación del llamado “tercer raíl con ancho europeo” sobre el actual trazado del tren, para mantener el actual servicio ferroviario, y supuestamente optimizar el transporte de mercancías. Solución esta que tiene un coste económico diez veces inferior y con mínimas afecciones medioambientales.

El citado debate público sobre el Tren de Altas Prestaciones (TAV) se desarrolló con la presencia de la mayoría de las formaciones políticas navarras. Tan solo el Partido Popular (PP) y Unión del Pueblo Navarro (UPN) se negaron a acudir al debate. Importante falta que expresa nítidamente sus posturas respecto a lo que interpretan que tiene que significar en esta sociedad el debate y la participación social. El PSN, por su parte, insistió en su histórico posicionamiento y dio un sí rotundo a continuar con las obras iniciadas entre Castejón y Villafranca.

Los grupos EH-Bildu, Izquierda-Ezkerra, Equo y Podemos-Ahal Dugu, por su parte, expresaron su no rotundo a continuar con el proyecto, y plantearon nítidamente paralizar de inmediato la ejecución de obras para evitar el derroche económico que está suponiendo.

La postura de Geroa Bai fue la única que no quedó definida, ya que después de expresar numerosos datos de índole técnico, histórico y económico, no expresó con claridad si quiere continuar con las obras iniciadas en la Ribera o si por el contrario optan por paralizarlas.

Ante esta situación política y social, la Fundación Sustrai Erakuntza vuelve a insistir en su postura contraria al TAV, y quiere seguir intentando poner un poco de sentido común en este sin sentido. Por lo tanto ha presentado la citada petición judicial de paralización de las obras.

El Proyecto del TAP-TAV dejaría incomunicada por tren a la Zona Media de Navarra, y ello sin tener ninguna validez legal. Y esto es así porque está soportado sobre una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) que actualmente no existe. Es como si alguien quisiera construir una casa encima de unos cimientos sobre los que un Tribunal de Justicia ha dictado sentencia y determinado que no cumplen la legalidad vigente, y por tanto no tienen licencia de obra.

Desde los diferentes Gobiernos insisten en afirmar que las obras del TAV Castejón - Campanas siguen con “normalidad”, pero no debería ser definido como normalidad la actual situación de ilegalidad. Todo apunta que quieren insistir en el sinsentido y en la ilegalidad. Todo apunta que quieren seguir licitando el inicio de las obras del TAV en la zona de Tafalla.

La no validez de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), invalida todo el procedimiento desarrollado y sustentado en la misma, con lo cual invalida y deja nulo el Estudio Informativo del proyecto aprobado por el Estado. De ahí la solicitud que acaba de remitir Sustrai Erakuntza para que se cumpla estrictamente con la legalidad vigente, y nuestros gobernantes no sigan llamando “normalidad” a incumplir lo que establecen las leyes, y sentencian los Tribunales.

Además, desde Sustrai Erakuntza se quiere subrayar que los posicionamientos políticos con respecto al TAP-TAV están llegando a una situación surrealista. Emplazamos explícitamente a Geroa Bai a que exprese nítida y públicamente cual va a ser su postura política: si continuar con las obras del TAV también en Tafalla, o paralizar todo el actual proyecto.

Fundación SUSTRAI Erakuntza
www.fundacionsustrai.org y www.sustraierakuntza.org
sustrai@fundacionsustrai.org