Ante el oscurantismo con que Mancomunidad ha decidido la planta de residuos de la Comarca de Pamplona

    eu 10 Oct 2018 - Notas de prensa, Residuos e incineración

    Planta de residuos de El Culebrete, Tudela.La fundación Sustrai Erakuntza se ha posicionado en otras ocasiones a favor de una gestión de los residuos cercana a los puntos de generación de los mismos, y basada en la utilización de pequeñas instalaciones para el tratamiento de los residuos locales. Aboga, por tanto, por un sistema radicalmente diferente al que se trata de llevar a cabo en Navarra, basado en grandes plantas para el tratamiento de la mayoría de los residuos: la de El Culebrete en Tudela, y la nueva que pretende construir la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona (MCP).

    Se trata esta de una reivindicación que los grupos sociales que analizan la gestión de los residuos han defendido en los últimos años a raíz de la discusión primero del Plan de Residuos de Navarra, y posteriormente de la Ley de Residuos. Estos grupos han pedido que se analizara la implantación de plantas para la gestión de residuos pequeñas y cercanas a los puntos de producción de los mismos. La razón de esta propuesta es que este modelo descentralizado es más efectivo, en parte porque reduce el desplazamiento de los residuos hasta la planta de tratamiento, pero sobretodo porque las plantas así diseñadas son más sencillas de gestionar.

    Sin embargo, la tendencia que se está implantando en Navarra es justo la contraría, la de centralizar el tratamiento de residuos en grandes centros. De este modo, y tras la creación del Consorcio de Residuos Urbanos de Navarra en 2006 que agrupó a todas las mancomunidades excepto la Comarca de Pamplona, a partir de 2008 la fracción resto de los residuos urbanos de casi toda Navarra (excepto Comarca de Pamplona y Tierra Estella) son tratados en la gran instalación de El Culebrete, en Tudela. La otra instalación de tratamiento existente en Navarra, de dimensiones mas reducidas, es la de Carcar, que solo trata los residuos de Tierra Estella. Y finalmente, los residuos sin separar generados en la Comarca de Pamplona (el 57% de los residuos de Navarra) en la actualidad son vertidos sin tratar en el vertedero de Góngora.

    Se trata este vertido de una actividad que contraviene la legislación sobre tratamiento de residuos implantada en el Estado Español por impulso de la Unión Europea. Debido a ello, la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona (MCP) ha sido sancionada en multitud de ocasiones por no intentar separar las partes reciclables de la fracción resto, y por verterlos por tanto en Góngora tal cual son recogidos.

    Después de tantos años de incumplimientos, finalmente parece que la dirección de la MCP ha decidido hacer lo necesario para cumplir la legislación y realizar el tratamiento de los residuos. Sin embargo, como ya se ha comentado, parece que desoye las reivindicaciones populares y va camino de implantar una gran planta para el tratamiento de las fracciones de envases, resto y orgánica de sus residuos.

    Recientemente hemos tenido conocimiento indirecto de la aprobación de algún tipo de acuerdo en la MCP, o en su empresa pública Servicios de la Comarca de Pamplona SA (SCPSA), para la construcción de esta planta, al parecer en Imárcoain, en las instalaciones de la Ciudad del Transporte.

    Sin embargo, hemos de denunciar que se trata este de un acuerdo tomado de forma totalmente opaca, dado que no aparece publicado en ningún documento público, de manera que se dificulta su consulta, su conocimiento, y sobre todo la posibilidad de que la población pueda decidir sobre el mismo.

    La primera referencia pública que tenemos del acuerdo supuestamente adoptado por MCP o SCPSA son las noticias surgidas a raíz de la comparecencia del Presidente de la Mancomunidad. Aritz Ayesa. el pasado 18 de septiembre en Noáin. En esta localidad, cabecera de todos los concejos del Valle de Elortz, donde se ubica Imárcoain, Mancomunidad realizó una comparecencia pública para anunciar ante los vecinos y vecinas que sus terrenos habían sido los elegidos para la implantación de la citada planta de residuos. Y de este modo indirectamente anunciaban también el acuerdo tomado sobre las características de la planta.

    Una vez conocedores de esta supuesta decisión, la fundación Sustrai Erakuntza ha investigado todos los medios oficiales de comunicación de este tipo de decisiones. Y tan solo ha encontrado trazas de la decisión supuestamente adoptada en las actas de la Comisión Permanente de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona. Así, en el acta de la sesión del pasado 15 de mayo, esta Comisión aprueba instar a SCPSA para que realice “las actuaciones necesarias para la aprobación y ejecución de las infraestructuras previstas, de tal manera que esta labor desemboque en los debidos acuerdos del Consejo de Administración de SCPSA” en relación a la planta de tratamiento.

    Entendemos que la reunión celebrada en septiembre en Noáin es fruto del supuesto acuerdo que haya podido tomar posteriormente a la reunión de la Comisión Permanente del 15 de mayo, el Consejo de Administración de SCPSA. Sin embargo, ninguno de estos acuerdos han sido anunciados convenientemente, por lo que no se tiene constancia de los mismos, y lo que es peor, no se conoce modo de hacer valer nuestra opinión a los mismos. Cuando un ente público toma un acuerdo, este debe de ser anunciado en cualquiera de los medios oficiales de anuncio, como son los boletines oficiales; informando de las formas que existen para que cualquier entidad o particular pueda ejercer su derecho a la información y a la presentación de alegaciones o quejas frente al acuerdo tomado.

    En este caso, de la información de que disponemos inferimos que algún o algunos de los órganos de la MCP o de SCPSA han decidido la implantación de una determinada infraestructura para el tratamiento de las fracciones orgánica, resto y envases de los residuos urbanos del ámbito de la Mancomunidad. Sin embargo, se desconoce tanto el órgano concreto que ha tomado tal decisión, como la fecha en la que fue tomada, los detalles estructurales de la infraestructura a realizar, y finalmente tampoco hay constancia de si existe posibilidad de realizar cualquier tipo de queja o alegación al mismo. La sociedad navarra se encuentra por tanto en un estado de completa indefensión ante el acuerdo tomado, y que parece estar ya en fase de implementación.

    Esto ha hecho que esta fundación haya decidido interponer 2 recursos (archivo en formato PDF) de carácter administrativo, ambos de igual texto, uno ante la MCP y otro ante SCPSA, con el objeto de que:

    • Se informe de todos los pormenores de la decisión tomada, incluida toda la información técnica de que se disponga de la infraestructura que se pretende construir.
    • Se informe del tipo de recurso o alegación que cabe frente a la decisión tomada.
    • Y finalmente, no se de por iniciado el plazo para presentar el recurso o alegaciones que sean pertinentes hasta que no haya sido entregada la información solicitada, de manera que tengamos el plazo completo para su análisis y preparación de las quejas.

    Porque somos conscientes de que una adecuada gestión y tratamiento de los residuos es fundamental para avanzar hacia una sociedad sostenible dentro de los limites que nos impone el medio ambiente. Y que para ello se han de analizar adecuadamente todas las posibles soluciones a los mismos, algo que desconocemos si se ha realizado. Por todo ello, creemos que es necesario que Mancomunidad de la Comarca de Pamplona realice una gestión transparente de este asunto. Y no creemos que lo esté haciendo.

    Fundación SUSTRAI Erakuntza
    www.fundacionsustrai.org y www.sustraierakuntza.org

    Planta de residuos de El Culebrete, Tudela