Informe: Las políticas del agua en Navarra, conflictos reseñables y propuestas para la gestión del agua

    eu 20 Jun 2020 - Agua y embalses, Audio Vídeo, Documentos esenciales, Informes de Sustrai, Notas de prensa

    La Fundación Sustrai Erakuntza y Urbizi Red navarra en Defensa de los Ríos, en colaboración con diferentes entidades que defienden la protección de las aguas en su territorio, dirigen al Gobierno de Navarra una serie de propuestas en torno al agua en Navarra. Lo hace en el informe “Las políticas del agua en Navarra, conflictos reseñables y propuestas para la gestión del agua realizado por estas dos entidades, y que hemos presentado hoy en acto para la prensa en la librería Katakrak, y ofrecemos aquí para su descarga: formato epub (para libros electrónicos), formato pdf. A continuación un resumen del informe…

    (Antes de continuar leyendo el resumen del informe, puedes también escuchar una entrevista que también lo resume, realizada por Eguzki Irratia.)

    Las propuestas van encaminadas a lograr una gestión pública que trate el agua no como “un bien comercial como los demás, sino como un patrimonio que hay que proteger, defender y tratar como tal” (Considerando 1 de la Directriva Marco del Agua).

    Las políticas del agua en Navarra permanecen demasiado alejadas de éste y de otros principios fundamentales, recogidos en la Directiva Marco del Agua, que ponen en valor la importancia de mantener el buen estado de los ecosistemas hídricos frente a intereses particulares que tienden a esquilmarlos y deteriorarlos.

    Las administraciones no están fomentando “la participación activa de todas las partes interesadas” (artículo 14 de la Directiva Marco del Agua), pero sí la de ciertos intereses que son los que en realidad toman las decisiones en estas políticas: los constructores de infraestructuras, las empresas de servicios de aguas, los sindicatos de regantes y las empresas de energía. Por el contrario, es mínima la relevancia en la toma de decisiones por parte de la sociedad civil interesada en la conservación de los ríos, las fuentes y los acuíferos, y en muchos casos afectada gravemente por los conflictos derivados de la política de aguas. Con las palabras mágicas de desarrollo, progreso y empleo, casi cualquier cosa es aceptada por una sociedad pasiva y desinformada.

    Pensamos que es necesario un cambio, ya que las políticas del agua continuadas hasta ahora han generado una serie de problemas ambientales y conflictos sociales de gran magnitud: empeoramiento del estado de nuestros ríos y acuíferos con pérdida de biodiversidad; derroche de fondos públicos en beneficio del interés privado de unos pocos; empobrecimiento y abandono de zonas de montaña; privatización de grandes volúmenes de agua para riego; desalojos y problemas de seguridad en varias poblaciones. El cambio climático ha venido a intensificar todos estos problemas, y la solución no puede venir de continuar haciendo más de lo mismo.

    En otro orden de cosas, estas políticas han supuesto el sufrimiento de numerosas personas que viven con angustia el deterioro progresivo o incluso la pérdida absoluta de lugares queridos y vitales: ríos, manantiales, fuentes, acequias, huertos, casas y pueblos. Este sentimiento de pérdida es compartido por innumerables personas en todo el planeta, (incluso se ha creado una palabra específica: “Solastalgia, es un neologismo que describe una forma de angustia, estrés mental o existencial causado por el cambio ambiental”, según indica la Wikipedia).

    Todo ello nos ha impulsado a preparar y presentar públicamente el documento que ahora presentamos, en que se incluyen una serie de propuestas viables y constructivas dirigidas al Gobierno de Navarra, así como un estudio informativo sobre los principales conflictos y temas de interés en torno del agua en Navarra. Esta documentación será remitida al Gobierno de Navarra, y compartida en internet y redes sociales, a través de las webs de ambos colectivos.

    Resumen de las propuestas al Gobierno de Navarra:

    El documento concluye con una serie de propuestas sobre los asuntos en que nos parece más necesario mejorar las políticas en curso. No aspiramos a describir una hipotética situación ideal, sino a proponer gestiones concretas y realizables que encajarían perfectamente en la situación actual, dentro del marco legal y competencial vigente.

    1) Se propone realizar cuanto antes el estudio de los caudales ecológicos necesarios para los objetivos de conservación de Red Natura 2000 (Zonas de Especial Conservación y Zonas de Especial Interés para las Aves dependientes del agua).

    2) La expansión del regadío no debe subvencionarse de un modo exagerado e irracional. El coste de las infraestructuras para riego se debe repercutir a los usuarios beneficiados, tal como marca la legislación. No se deben crear nuevas concesiones con peaje en la sombra.

    3) La contaminación por nitratos por la ganadería y la agricultura es un grave problema que debe acotarse e impedirse, limitando si fuese necesario los cultivos y las granjas que más contribuyen.

    4) La Mancomunidad de Montejurra debe mejorar en su gestión de las demandas de agua, aplicando medidas de control, transparencia y participación que ayuden a resolver el conflicto existente con la conservación del río Ega.

    5) El posible impacto sobre las aguas del proyecto minero de potasas, Mina Muga, hace necesario un seguimiento específico y escrupuloso del mismo por parte del Gobierno de Navarra.

    6) A la vista del Estudio de Estabilidad de la ladera derecha del Embalse de Yesa, son necesarias nuevas “medidas adicionales”. Debe exigirse la paralización de las obras y que no se llene nunca el embalse recrecido más allá de la altura de seguridad.

    7) Abandonar los trasvases, no debe realizarse el estudio previsto en el Plan hidrológico para trasvasar agua del río Salazar al embalse de Yesa.

    8) Debe mejorar la Gestión y seguimiento de las especies acuáticas amenazadas.

    9) Hay que implantar medidas de gobernanza del agua para facilitar la participación pública activa.

    10) El cuidado del agua va asociado a la gestión de las vertientes: apoyo a la ganadería extensiva de montaña, a los secanos y al regadío tradicional.

    11) Y por último, debe realizarse un esfuerzo informativo y de coordinación entre las entidades involucradas en la gestión de las inundaciones, íntimamente ligada al espacio fluvial y a la ordenación del territorio.

    Resumen de la parte del informe sobre los conflictos existentes y otros temas de interés:

    (Siguiendo los enlaces de cada uno de los apartados siguientes llegarás a artículos de esta web con el contenido completo de cada capítulo del informe…)

    1) En cuanto a los abastecimientos, realizamos un informe sobre lo que ha supuesto el Plan Director del Ciclo Integral del Agua de Uso Urbano 2019-2030. Éste contiene muchos aspectos positivos, pero mantiene una continuidad con las políticas de gestión de la oferta y uso de grandes infraestructuras.

    2) El conflicto por aumento de captación de agua en Valdega para abastecimiento de la Mancomunidad de Montejurra ha surgido con la observación de cómo los manantiales y fuentes del Valdega van secándose cada año por periodos más prolongados y cómo el río Ega acusa unos estiajes cada vez más pronunciados, al tiempo que las extracciones de agua del acuífero de Lóquiz para el abastecimiento de la Mancomunidad de Montejurra van en aumento. Salvemos el Ega y varios ayuntamientos actúan conjuntamente con el objetivo de defender el acuífero y el río, fuertemente interrelacionados, de unas detracciones excesivas y llevadas a cabo sin ni siquiera contar con las obligadas concesiones legales.

    3) El Canal de Navarra continúa su huida hacia delante, con 21.500 hectareas anunciadas para la fase 2 para las cuales no hay agua suficiente, además de incrementos inconfesados del peaje en la sombra acordados secretamente entre el gobierno y la concesionaria encabezada por OHL para la zona regable de la Ampliación. Un culebrón sin término y un tinglado económico que sigue y sigue.

    4) El recrecimiento de Yesa ha provocado deslizamientos en ambas laderas, dos urbanizaciones desalojadas y expropiadas, situación de emergencia en poblaciones aguas abajo, y un aumento imparable en el coste de las obras. Nos enfrenta a un problema de seguridad para las vidas humanas de primer orden. El recrecimiento se ha justificado en base a objetivos inconsistentes y repercute nuevamente en una zona que ya fue gravemente afectada por la presa.

    5) Asociado al recrecimiento de Yesa, y con el fin de poder llenar el embalse recrecido, se ha planificado redactar un estudio para un trasvase del río Salazar al embalse de Yesa, mediante una presa en Aspurz, y un túnel de 9,8 km de largo, para trasvasar 170 hm3 al año. Una nueva amenaza para los territorios de montaña.

    6) La minería de potasas en la comarca de Pamplona ha dejado un legado de escombreras contaminantes, balsas de desechos, ríos y acuíferos salinizados, socavones y sismicidad. El proyecto de Mina Muga en las cercanías del Embalse de Yesa presenta la amenaza de repetir los mismos efectos a mayor escala, en una zona de gran peligrosidad geológica y sísmica.

    7) La gestión del territorio fluvial y las inundaciones en Navarra ha facilitado algunas actuaciones muy positivas, pero queda mucho por hacer. El informe presenta un resumen de lo sucedido en el episodio catastrófico del Cidacos en julio de 2019 en el Cidacos, en el que queda patente la íntima relación con la ordenación del territorio.

    Fundación Sustrai Erakuntza y Urbizi Red en Defensa de los Ríos.

    Imagen de la presentación del informe a la prensa, con representantes de Urbizi, Salvemos el Ega y Sustrai Erakuntza.